Salsa bechamel fácil y sin grumos

Os propongo una estupenda receta de bechamel. Es fácil y sin complicaciones. Con esta receta podeis olvidar de los grumos y de ese sabor de harina cruda. Adios a las preocupaciones, adios a salsa estropeada. Desde hoy podeis disfrutar de lasaña casera, los canelones y miles de recetas, donde se emplea la salsa bechamel.

Salsa bechamel fácil y sin grumos

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de harina de trigo
  • pimienta blanca
  • nuez moscada
  • sal

Cómo hacer salsa bechamel

  1. En un cazo al fuego lento se deshacemos la mantequilla. La mantequilla no debe hervir, solo que se derrite.
  2. Salsa bechamel - mantequilla
  3. De golpe añadimos la harina. 50 g de harina son 2 cucharas soperas colmadas.
  4. Bechamel - añadimos harina
  5. Sin parar de remover debemos cocerla con mantequilla, para que pierda el sabor a crudo, pero cuidando que no tome color.
  6. Bechamel - cocer harina
  7. Hay dos modos de preparar la bechamel - con leche fria o con leche caliente. Con leche caliente la salsa se prepara más rápido, pero casi siempre aparecen los grumos. Con leche fría preparación pide un poco más tiempo, pero bechamel sale sin grumos. Yo prefiero usar la leche fría o del tiempo.
  8. Sin parar de remover añadimos la leche, al principio echamos poco a poco. Cuando la harina este bien disuelta, echamos el resto de leche.
  9. Bechamel - añadimos leche
  10. Removiendo la salsa la cocemos a fuego medio hasta que la harina se espese y no sepa a crudo -de 10 a 20 minutos, segun la cantidad de harina y espesor deseado. Hay que recordar bien que cuando la salsa se enfría, estara mucho más espesa, por eso no la haceis demasiado espesa.
  11. Bechamel - cocer harina
  12. Condimentamos nuestra salsa con sal y pimienta blanca o nuez moscada, también se puede poner ambas cosas. Dejamos cocerla un par de minutos, rectificamos de sal y especias, la salsa no debe estar sosa. Retiramos del fuego.
  13. Ya, la salsa bechamel está lista! Es ideal para usar como la salsa, la ponemos directamente en una ensalada. Para guardar ponemos la salsa en un frasco y la metemos en la nevera.
  14. Si necesitáis bechamel más ligera, poneis menos harina y mantequilla (40 g de harina y 40 g de mantequilla). Para conseguir bechamel más espesa, para un litro de leche ponemos 70 g de harina y 70 g de mantequilla.
  15. En base a bechamel se puede hacer otras salsas:
    Salsa de queso: añadimos al final 100 g de queso roquefort.
    Salsa de nueces: añadimos al final nueces picados y un poco de brandy.
    Salsa de champiñones: a mitad de cocción añadimos champiñones crudos picados o fileteados.
  16. Espero que os guste mi receta de bechamel y que no sufráis núnca más preparando la salsica. Un saludo mis queridos amigos.
Subir

¡Prueba estas recetas magníficas!