Cómo hacer el arroz

En España se dice que el arroz está en su punto cuando el grano está cocido, pero entero. Además es importante que no se pequen los granos entre sí, que quede suelto. Hay dos métodos básicos para hacer el arroz. Uno para platos calientes y otro para platos fríos. Os doy los dos.

Receta de buen arroz

Ingredientes

Raciones:4

  • 200 g de arroz
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 limón
  • 1/4 dl de aceite
  • agua o caldo
  • sal
  • perejil

Elaboración

    Modo 1

    1. Para hacer un buen arroz blanco que sirva como primer plato se hace de la siguiente manera.
    2. Medimos el volumen de arroz. Medimos el doble de volumen de agua o caldo. Por ejemplo, si tenemos 1 taza de arroz debemos medir 2 tazas de agua.
    3. En una sartén grande ponemos el aceite y rehogamos el ajo picado. Cuando empieza a dorarse, añadimos el arroz. Hay que rehogarlo removiendo de vez en cuando con una paleta de madera.
    4. Echamos el agua bien caliente, la sal y el zumo de limón.
    5. Dejamos cocer 10 minutos a fuego fuerte, y otros 5 minutos a fuego suave hasta que absorba el agua por completo. No removemos el arroz para que el grano no se rompa.
    6. Probamos. El grano debe quedar firme, no duro pero tampoco blando.
    7. Si arroz está duro añadimos un poco más de agua caliente, pero no demasiada.
    8. Tiempo de coción y volumen de agua depende de tipo de arroz. Algunos tipos de arroz absorben hasta tres veces su volumen en agua. En cambio, si el arroz se hace en el horno o en cazuela de barro puede absorber sólo una vez y media su volumen.

    Modo 2

    1. Otro modo de hacer el arroz más sencillo, pero que resulta menos sabroso.
    2. En una cazuela ponemos agua abundante a hervir con sal y limón. Cuando hierve echamos el arroz y removemos para que no se vaya al fondo.
    3. Dejamos cocer a fuego vivo entre 15 y 20 minutos según el tipo de arroz.
    4. Probamos. Arroz debe estar firme, una pizca duro en su interior, pero cocido.
    5. Escurrimos sobre un colador y ponemos bajo el chorro de agua fría para refrescarlo y cortar, cuanto antes, la coción.
    6. Una vez así hervido, el arroz puede emplearse para platos fríos, ensaladas, puede añadirse a sopas o platos de legumbres. También puede rehogarse en un fondo de aceite a fuego vivo. En el aceite se puede poner ajo picado, perejil etc. Procuramos que no se rompa el grano al removerlo.
Subir

¡Prueba estas recetas magníficas!